Fisioterapia

SUELO PÉLVICO Y PROLAPSOS UTERINOS

SUELO PÉLVICO Y PROLAPSOS UTERINOS
Publicado por Marisol Lopez

La pelvis está formada por los dos huesos coxales, que componen la cintura pélvica y relacionan los miembros inferiores con el tronco, el sacro y el cóccix, que constituyen la parte caudal de la columna vertebral. Los huesos coxales se forman por la fusión de los huesos ilion, isquion y pubis, y se articulan entre sí a través de la sínfisis del pubis. Por debajo de esta articulación se forma el arco del pubis, donde en el hombre el arco es más cerrado y en la mujer es más abierto.

Entre los huesos coxales y el sacro se encuentran las articulaciones sacroiliacas, que articulan con el hueso iliaco y el sacro, todo este complejo está a reforzado por una serie de ligamentos que le dan una estabilidad y un rango de movimiento correcto para cumplir las funciones que desempeñan correctamente.

Existen diferencias entre la pelvis masculina y femenina. La femenina es mas ligera y delgada, y las alas iliacas son más abiertas por lo que esa pelvis menor es más ancha y la abertura superior será más amplia y ovalada, no como la pelvis masculina que es de menor tamaño. La pelvis mayor en la mujer es menos profunda.

http://www.yourdictionary.com/images/ahd/jpg/A4pelvis.jpg

A- ILION

B-SACRO

C-ACETABULO

D-PUBIS

E-SÍNFISI DEL PUBIS

F-ISQUION

 

 

 

PÉLVIS MASCULINA PÉLVIS FEMENINA

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/9/98/Gray241.png http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/0/0f/Gray242.png

Como hemos mencionado la pelvis se divide en pelvis mayor y en pelvis menor. La pelvis mayor alberga los órganos abdominales, es decir, el aparato digestivo. Con respecto a la pelvis menor se encarga de albergar los órganos urinarios, genitales y el final del tubo digestivo. En la pelvis menor femenina encontramos de delante a atrás, la vejiga urinaria, el útero y las trompas de Falopio.

¿QUÉ ES EL SUELO PÉLVICO?

Es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior.
La parte superficial por debajo de la piel es la región perineal ( periné) y la parte muscular del suelo pélvico se denomina diafragma pélvico, que está formado por una serie de músculos.

PERINÉ

Es el conjunto de partes blandas que cierran el compartimento de la pelvis menor por debajo. Se le llama también diafragma pélvico. Por su situación controla parte del peso abdominal inferior y es el responsable principal de la continencia urinaria.

Este tiene una serie de estructuras osteofibrosas que marcan los limites del periné que son:

-La sínfisis del pubis por delante.
-Lateralmente las ramas isquiopubianas.
-Por detrás tenemos al sacro, cóccix y los ligamentos sacrociáticos.

DIAFRAGMA PÉLVICO

El diafragma pélvico esta formado los músculos elevadores del ano. Se divide en 3 planos

Plano profundo:

1)Músculos elevadores del ano, está formado por 3:

-Puborrectal
-Puboccocígeo (o pubovisceral)
-Ilieococigeo

2)Musculos isquioccocigeos ( rodeados por el piramidal).

Estos aumentan la resistencia del periné por la parte posterior.

Plano medio

El esfínter externo de la uretra. Se encarga de la parte voluntaria de la micción.

Transverso profundo del periné, este actúa como sostén para las vísceras abdominopélvicas, ayuda a contrarrestar los incrementos de la presión intraabdominal y participa en la erección.

Plano superficial

Músculos isquiocavernoso y bulboesponjoso ,en el hombre junto con la uretra, son responsables de la micción y la erección. En la mujer contribuye a la erección del clítoris

Esfínter externo del ano.

-Transverso superficial del periné

¿COMO PODEMOS VALORAR LAS DIFERENTES PATOLOGÍAS DEL SUELO PELVICO?

La parte más importante en toda valoración es una correcta y detallada anamnesis de nuestro/a paciente en cuestión, recopilando una serie de datos necesarios para encaminar el diagnostico fisioterapéutico, pero sin olvidarnos que también es importante realizar una inspección visual, tanto postural de manera general del paciente, como de la zona genital.

Una de las opciones y bastante recomendable para realizar un correcto diagnostico fisioterapéutico, es el reconocimiento de la zona genital, siempre hay que explicarle al paciente que se le va a realizar en todo momento, ya que esta exploración conlleva una inspección visual y palpatoria de la zona.

En la inspección visual se observará el color de la piel y la mucosa, la distribución en general de los genitales, la calidad del vello púbico, la distancia del ano con la vagina, presencia de varices vulvares o hemorroides y cicatrices. Posteriormente se procederá a realizar la pista interna, en la que se valorará la propiocepción, resistencia y fatigabilidad de los músculos del periné, la posición del cuello del útero si está en ante o retroversión y si presenta lateralidad izquierda o derecha.

Dentro de toda esta exploración, se debe realizar también una exploración neurológica, dividiéndose esta en una evaluación del estado psíquico del paciente, (nivel de conciencia, orientación, forma de comunicarse), la sensibilidad para valorar la integridad de los segmentos sacros S2-S3-S4, el reflejo bulbocavernoso, también para valorar la integridad de este arco reflejo S2-S3-S4 pediremos al paciente que tosa en la se observará una contracción del esfínter anal externo.

Toda esta valoración se puede completar con una serie de pruebas complementarias que son:

La electromiografía es una prueba para pacientes con presunta lesión neurológica. También permite demostrar la acción coordinada del detrusor y el esfínter, e incluso averiguar si existe denervación.

La manometría mide la presión de cierre vaginal y es utilizada con bastante frecuencia.

La Dinamometría mide la fuerza de contracción muscular.

La ecografía se suele utilizar también para valorar el estado y el comportamiento de los músculos del suelo pélvico

Resonancia Magnética es un método dentro del campo de la medicina para proporcionar un modo eficaz e inequívoco de poder observar un desplazamiento del suelo pélvico durante su contracción.

¿CUÁLES SON LAS DISFUNCIONES DEL SUELO PÉLVICO?

Dentro de las disfunciones de suelo pélvico podemos encontrar una serie de patologías como son la incontinencia urinaria, la incontinencia fecal, disfunciones sexuales, problemas de inervación, alteraciones sensitivas y prolapsos uterinos. Este articulo vamos a explicar que es un prolapso y los diferentes grados que existen.

Un prolapso se define como el descenso de una o mas de las estructuras alojadas en la cavidad pélvica. El prolapso puede contribuir a la aparición de otras disfunciones vesicales, por ejemplo, a una incontinencia fecal.

Cuando las mujeres acuden a consulta suelen definir una sensación de pesadez cunado pasan mucho tiempo de pie, al final del día o tras la actividad deportiva y estos mejoran cuando se acuestan al llegar a casa.

También suelen explicar que sienten un bulto al palparse o lo ven con ayuda de un espejo, sensación de presión, sangrados y dolor lumbar bajo señalándose la zona lumbo-sacra.

Desde el punto de vista clínico se puede diferenciar el prolapso en varios estadios:

Estadio 0: no hay existencia de prolapso.

Estadio 1: ligero descenso, no sale de la vagina

Estadio 2: el prolapso alcanza la entrada de la vagina

Estadio 3: el prolapso sobrepasa la entrada de la vagina

Estadio 4: el prolapso esta completamente fuera y se puede palpar

Pero ahora bien, ¿Cómo se produce un prolapso? Podemos encontrar diversos mecanismos lesionales como el parto, una hiperpresión mantenida en el tiempo, impacto repetitivo en la practica deportiva y diversos factores fisiológicos, genéticos o patológicos.

¿CÓMO ME PUEDE AYUDAR UN FISIOTERAPEUTA CON EL PROLAPSO?

Dependiendo del grado de prolapso ante al que no encontremos podremos actuar o no. En un prolapso grado 1-2, el fisioterapeuta si que puede tratar, mientras que en los otros estadios se requiere cirugía para ser corregidos, aunque tras la operación si que está recomendado la intervención fisioterapéutica.

Dentro de la fisioterapia podemos realizar diferentes tipos de tratamiento, como por ejemplo, mediante la reeducación de esa musculatura, corregir malas posturas y claro está aconsejar la practica deportiva segura para activación del core.

Sobre el autor

Marisol Lopez

Deja un comentario