Fisioterapia

HABITUACIÓN VS SENSIBILIZACIÓN

Publicado por Fisios por el Mundo

Si cada maestrillo tiene su librillo, cada fisioterapeuta entiende la salud y el concepto de bienestar de diferentes formas y, por lo tanto, realiza sus terapias en base a su criterio y experiencia trabajando en fisioterapia.

Pero no solamente trabajamos con las manos y con otras herramientas a los pacientes, sino que también utilizamos el lenguaje con diferentes fines. Muchas veces habréis escuchado la frase de que los fisioterapeutas en parte somos psicólogos… Como buen/buena fisioterapeuta que eres recuerda siempre que con una simple frase puedes cambiar el estado de ánimo y el curso de la rehabilitación en una persona, depende de ti que sea para mejor o para peor.

 

Vamos a hablaros de la Habituación y la Sensibilización, ya que consideramos que comprender estos dos conceptos puede ayudarnos día a día a transmitir nuestras ideas y sensaciones a los pacientes cuando les estamos ayudando en su rehabilitación. De esta manera podrán conocer mejor cómo responde su cuerpo frente a diferentes tipos de estímulos (desde practicar cualquier tipo de ejercicio, hasta poder entender mejor el porqué de su dolor).

HABITUACIÓN

Se define a la “Habituación” como un decremento de la respuesta nerviosa como resultado de una estimulación repetida.

Un ejemplo podría ser cuando entramos a un local y notamos un fuerte olor, pero lo más normal es que pasada la media hora ya no te des cuenta de ello.

 

¿Por qué cuando aplicamos presión con el pulgar sobre un Punto Gatillo pasados unos segundos el paciente ya no nota el dolor tan agudo? El tejido miofascial se “habitua” y nuestro umbral del dolor aumenta. Cuando aplicamos este término a la fisioterapia podremos entender muchos procesos que se nos presentan con nuestros pacientes.

“Nuestro cuerpo se “acostumbra” a lo que comemos, escuchamos, escribimos, cantamos, bailamos… en general, a todo lo que hacemos con bastante regularidad”.

SENSIBILIZACIÓN

La Sensibilización ha asumido un significado más amplio que la habituación en el marco de la evidencia científica, ya que ha adquirido un significado particular en el campo del dolor como un aumento de la señalización sensorial en el Sistema Nervioso Central y Periférico como consecuencia de la estimulación dolorosa.

¿Qué quiere decir esto?

Se piensa que cuando sufrimos una lesión periférica nuestro sistema nervioso envía esta información al cerebro por las vías aferentes activando las fibras pequeñas que captan la sensación de “dolor”, lo que produce un aumento de la excitabilidad de las neuronas nociceptivas de la médula espinal (están más “atentas” de lo normal).

Este aumento en la excitabilidad es responsable de que se produzcan cambios plásticos y estructurales en las neuronas encargadas de llevar el impulso nervioso (sensación de dolor) a la asta dorsal medular y de ahí al tálamo, núcleo parabraquial y las amigdalas, donde la información se vuelve a procesar para enviarla a centros corticales superiores.

“En pocas palabras, las neuronas que están recibiendo sensación dolorosa repetidamente acaban transformándose y cambiando para responder antes a esa sensación dolorosa (círculo vicioso)”.

SENSIBILIZACIÓN CENTRAL

Así pues, podemos definir sensibilización como la disminución de los umbrales nociceptivos y el aumento de la capacidad de respuesta a los estímulos periféricos nocivos e inocuos, así como la expansión de los campos receptivos de las neuronas nociceptivas centrales (neurona sensorial de segundo orden en la médula espinal) y de las terminaciones nerviosas periféricas (neurona sensorial de primer orden en el ganglio de la raíz dorsal). En general, este estado transitorio o persistente de mayor reactividad se denomina “Sensibilización Central”.

Como ya hablamos en el vídeo y post de la Cefalea Tensional y la Migraña, existe el concepto de Síndrome de Sensibilización Central (SSC). Estos síndromes se caracterizan en que la persona siente y padece dolor, pero no existe una lesión real y tisular en ninguna estructura orgánica (huesos, músculos, tendones, ligamentos, órganos…). Un buen ejemplo de SSC sería la fibromialgia y la migraña.

Os dejo la bibliografía a continuación.

Marco Clavero

Fisioterapeuta

Nº de Colegiado: 5945

BIBLIOGRAFÍA

  • Acedo Gutiérrez, MS., et al. Manual de Medicina del Dolor. Vol 1. 1 ed. España: Panamericana; 2016
  • Gianluca Coppola, Cherubino Di Lorenzo, Jean Schoenen, Francesco Pierelli. Habituation and sensitization in primary headaches. The Journal of Headache and Pain [internet]. 2013 [citado 24 abril 2017]; 14:65. Disponible en: https://thejournalofheadacheandpain.springeropen.com/articles/10.1186/1129-2377-14-65
  • Caigne B., Dewwitte V., Barbe T., Timmermans F., Delrue N., Meeus M. Physiologic Effects of Dry Needling. Current Pain and Headache Reports [internet]. 2013 [citado 28 abril 2017]; 17: 348. Disponible en: https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs11916-013-0348-5
  • Roberts AS. Central Sensitization: Clinical Implications for Chronic Head and Neck Pain. Clinical Medicine and Diagnostics. 2011 [citado 18 abril 2017]; 1(1):1-7.

Sobre el autor

Fisios por el Mundo

Deja un comentario