Entrevistas Fisioterapia

Entrevista a Josep Benitez: Colegio Oficial de Fisioterapeutas

Decano del Ilustre Colegio Oficial de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana
Fisioterapeuta especializado en Recuperación Deportiva, Doctor por la UCAM.

¿Por qué fisioterapia?

Es una buena pregunta. Básicamente, por casualidades de la vida, porque tenía la nota para entrar. Yo quería hacer educación física, pero tenía un compañero que había hecho fisioterapia y me dijo que era muy interesante y estaba muy relacionado con el deporte, además de tener más salidas profesionales de cara al futuro.

A mi lo que más me paraba era el hecho de hacer prácticas con cadáveres, pero me armé de valor y mi amigo me convenció de las bondades que tiene la fisioterapia y lo interesante que es, además de sus aplicaciones en el ámbito deportivo, y bueno a los pocos meses de cursar esta carrera en el primer año ya tenía claro que aquello era lo mío. Quería dedicarme a la fisioterapia y me di cuenta de que tenía mucho que aprender.

¿Y qué te cautivó de la fisioterapia?

Lo que más me apasionó fue el funcionamiento del cuerpo y la complejidad que tiene, y eso era un reto importante. A mi siempre me han gustado los retos y por lo tanto fue un poco la chispa y el alimento que necesitaba para engancharme y bueno, hasta a día de hoy.

Bueno, como sabemos eres Doctor en Prevención y Tratamiento de la lesión en deporte, así que al fin y al cabo te has encaminado a tu idea principal, que era trabajar en algo relacionado con el deporte…

Si si… se puede decir que en un 80% de mi trayectoria profesional la he dedicado al ámbito deportivo. He colaborado con diferentes equipos e incluso con deportistas individuales, ayudándoles porque, mi propia experiencia como deportista te permite valorar la problemática que tienen ciertos deportes que no son profesionales y que bueno, los recursos son limitados… y siempre que he podido les he echado una mano… y en el ámbito profesional si que he tenido la suerte de estar en equipos profesionales y me he dedicado básicamente a eso, a la fisioterapia del deporte. Por esa parte si que esa inquietud que yo tenía por el ámbito deportivo la he podido suplir mediante la fisioterapia.

Desde el principio tenía claro que quería decicarme al ámbito deportivo, con sus ventajas e inconvenientes, pero muchos estudiantes quieren especializarse en este ámbito y, bueno, la fisioterapia del deporte también tiene una cara no tan benévola, no tan positiva, y es la dedicación y la exigencia a la que estás sometido. Cuando entras en un equipo profesional se acabaron las fiestas, la vida social, los sábados los domingos y demás, es decir, tu agenda la marca el equipo.

¿Nos podrías hacer un repasito de tu trayectoria? Así algo breve…

Si… yo tuve la suerte, la enorme suerte, seguramente también por mis inquietudes… Cuando éramos estudiantes fuimos los primeros en organizar unas jornadas como las que hacéis vosotros, aunque ahora hacéis un Congreso que es aún más de alabar… unas jornadas de formación, de contenido científico. Hasta ese momento se había hecho alguna jornada nacional, pero más del ámbito de la reivindicación, de los aspectos que debían acompañar a lo que era la titulación de Fisioterapia, los avances que se debían dar a nivel universitario y académico… pero nosotros las hicimos ya desde el ámbito de la formación, de hecho así se llamaron, las “Primeras Jornadas Nacionales de Estudiantes de Fisioterapia por la formación” y las hicimos bajo el título de Fisioterapia del Deporte.

Esta experiencia permitió conocer a grandes profesionales de la Fisioterapia, tanto de aquí de la Comunidad Valenciana como de fuera que vinieron, que además me terminaron de meter el gusanillo por la fisioterapia del deporte, y además pude conocer a una persona, un profesor mío, entrañable que siempre había tenido muy buena relación con él, un poco más estrecha y que era el médico del Pamesa Valencia, y bueno eso me permitió terminar la carrera y comenzar a trabajar ya en el Pamesa Valencia, además con la suerte de trabajar con un compañero que estaba en el primer equipo, Pablo Martínez, que me enseñó muchísimo y me lo hizo todo muy fácil, con lo cual ya acabé de engancharme a la fisioterapia del deporte.

A partir de ahí pues, en esos momentos de la fisioterapia del deporte un poquito como ocurre ahora no?, vivir lo que se dice vivir exclusivamente de la fisioterapia del deporte, tenías que compaginarlo.

Podríamos decir que en esos momentos en la Comunidad Valenciana había 8-10 personas que vivían solamente de la fisioterapia del deporte, el resto teníamos que compaginarlo, y a mi me pasaba lo mismo…por lo que estuve compaginándolo con la fisioterapia para la tercera edad. Al cabo de un tiempo decidí dedicarme exclusivamente a la fisioterapia deportiva y bueno, estuve unos meses en la academia de tenis de Juan Carlos Ferrero, después colaboraré con la Federación Valenciana de Atletismo, con algunos ciclistas, y de ahí tuve la oportunidad de saltar al primer equipo del Pamesa Valencia, hoy en día Valencia Básquet… y bueno ahí es donde terminé un poquito mi trayectoria clínica hasta que empecé aquí en la Universidad de Valencia.

Una trayectoria con un amplio bagaje de amistades bastante amplio…

Si, sobretodo te permite hacer relación con compañeros fisioterapeutas muy estrecha, y sobretodo porque seguramente es un mundo muy competitivo y entre nosotros los fisioterapeutas pues nos consolamos mutuamente, ya que se requiere de mucho esfuerzo en un equipo deportivo profesional y normalmente pues cuando las cosas no van bien, no van bien para todos, no solamente para el entrenador, todo el equipo técnico sufre y el que evidentemente tiene que soportar esa alta exigencia que se vive.

¿Por qué destaca esta rama de la fisioterapia respecto a las demás?

Si bueno, hay un aspecto en general de la fisioterapia, ya no hablamos de diferentes áreas si no de la fisioterapia en general…una de las grandes ventajas que tiene respecto a otras ciencias sanitarias es el contacto tan estrecho con el paciente.

Nosotros los fisioterapeutas tocamos, rompemos lo que llaman los psicólogos el espacio íntimo, y eso establece un vínculo que en otras profesiones por razones obvias no es tan fácil de alcanzar, y nosotros desde la primera sesión ya tenemos que saltárnoslo, siendo uno de los aspectos con el que tenemos que tener mucho cuidado, ya que a veces el tocar pacientes día a día, hace que esa barrera la saltemos de manera rutinaria sin darle la importancia que tiene para el paciente y, si se me permite la expresión, somos un poco “agresivos” y entramos enseguida a tocar.

Hay que saber introducir al paciente y explicarle lo que vamos a hacer, para poder romper esa barrera de la que hablábamos tan íntima, y poder tocar y realizar nuestras maniobras de la mejor manera posible, y con plena confianza del paciente.

¿En algún momento has tenido en mente ampliar tu campo de actuación?

Al parecer yo soy de los que piensan, quizás porque tengo muchas limitaciones no sé, que aprendiz de todo, maestro de nada, que es mejor hacerte maestro de algo y bueno, ya te digo que probablemente habrá gente con más capacidad que yo de aprender en diferentes ámbitos y en diferentes especialidades. Yo la verdad es que tengo muchas limitaciones y he preferido destacar en lo mío y tratar de mejorar (aun sigo pensando que me falta mucho por aprender).

Como te digo, todo es respetable y cada uno tenemos unas capacidades diferentes al resto y unos objetivos. A mi me gusta hacerlo muy bien en lo que hago, soy bastante perfeccionista y eso es lo que me ha llevado a preocuparme tan solo por la fisioterapia.

Y bueno una pregunta obligada qué hacemos en bastantes ocasiones al entrevistado… crees que la medicina tal y como está concebida a nivel social a día de hoy, puede suponer un freno para la evolución y desarrollo de la fisioterapia?

No…no, para nada, todo lo contrario. El freno lo suponemos los propios fisioterapeutas, que muchas veces por no ser conscientes de la implicación y del alcance de ser fisioterapeuta y lo que significa y lo que es la fisioterapia, somos los que demasiadas veces nos ponemos barreras a nosotros mismos. Evidentemente es labor de todos que el colectivo sanitario en general y sobretodo los médicos conozcan lo que realmente puede hacer un fisioterapeuta, sobretodo para que no existan distanciamientos, y luego el propio fisioterapeuta tiene una gran ventaja que hasta ahora no hemos sabido transmitir a la sociedad, y es que somos un profesional sanitario que hacemos terapias naturales… y lo digo porque ahora está muy de moda la terapia natural verdad? la naturopatía, no tomar fármacos… es que nosotros no trabajamos con fármacos, trabajamos con terapias físicas, terapias naturales, y esto es algo que tenemos que saber transmitir a la sociedad para que al contrario, más que un freno sea un imán, para esa gente que va buscando huir de los fármacos, la fisioterapia tiene otras alternativas y soluciones para tratar de mejorar, de recuperar, reconducir o en el peor de los casos paliar las dolencias que padecen.

¿Entonces estaríamos hablando de un problema de promoción?

Si, es un problema de promoción, de comunicación, que esperemos que de manera progresiva se vaya consiguiendo…

Y qué herramientas podemos utilizar para mejorar esa promoción?

Lo primero, que además ya lo hacen muchos compañeros, cuando abres una consulta, o tu propio gabinete en cualquier población, lo que suelen hacer es tratar de ir a hablar con los médicos de cabecera o las consultas médicas de la zona, para transmitirles qué es lo que hace un fisioterapeuta, porque en el momento en el que un médico conoce lo qué somos capaces de hacer, que somos profesionales sanitarios, que somos universitarios… a partir de ese momento ese temor que a veces tienen algunos profesionales médicos de enviar los pacientes a un fisioterapeuta, y que lo primero que les dicen: “no no, que no te toque nadie!”, automáticamente esa barrera ya la hemos eliminado y empieza a haber una relación más estrecha entre los diferentes profesionales.

El segundo aspecto es que también habría que ser autocríticos, y decir que desde el Colegio profesional tampoco se ha hecho nada. El Colegio profesional se creó en el año 2000, por lo que llevamos 16 años sin hacer prácticamente nada para intentar avanzar en ese ámbito. Desde que hemos entrado nosotros, la nueva junta de gobierno la cual tengo el honor de dirigir, hemos conseguir empezar a cambiar esta dinámica. Cómo? simplemente dando participación en nuestra revista a otros profesionales de diferentes ramas de la salud. Hemos tenido hace poco la colaboración de la Presidenta del Colegio de Nutricionistas, del Colegio de Enfermeros, y dentro de poco tendremos a la Presidenta del Colegio de Podólogos… y son profesionales con los que los fisiosterapeutas en muchas ocasiones podemos y debemos trabajar codo con codo, y por desgracia la mayoría de veces prácticamente ni nos conocemos. Con los médicos lo mismo, vamos a comenzar una campaña a través del Colegio de Médicos, ya veremos cómo podremos hacerlo… para facilitarles artículos informativos, de lo que es la fisioterapia, para que vean qué somos capaces y nos tomen como otra herramienta más para ayudar a los pacientes, y no como una competencia, si no todo lo contrario.

Qué papel crees que juega nuestra profesión actualmente en la sociedad?
Yo que he tenido la suerte de haber vivido unos años como profesional de la fisioterapia, en los que se ha evolucionado muchísimo a todos los niveles. Evidentemente hacía críticas, autocríticas más bien… También es cierto que el colectivo ha evolucionado muchísimo en los últimos 15 años. Yo cuando estaba estudiando fisioterapia la verdad es que era más habitual, mientras hablabas con las personas el: “ah estudias fisioterapia? Lo de los masajes, no?” Eso era de cada 10, 9 te decían lo mismo. Sigue pasando, pero mucho menos. La sociedad conoce al profesional de la fisioterapia cada vez más, y una cosa que se ha notado en las consultas privadas sobre todo, es que el paciente va buscando un fisioterapeuta, y como os digo se ha ido apreciando una evolución muy importante en este campo. Ahora de cada 10 personas pienso que 7 conocen más o menos nuestras labores y nuestra importancia en la salud y la población, que somos universitarios y nos hemos formado bien. Además que saben que somos una carrera con una nota alta de acceso a la universidad y bueno… nos falta convencer a los políticos, jejeje.

Bueno… vamos a dejar un poco el tema personal, y vamos a pasar a que nos hables un poquito más del Colegio de Fisioterapeutas… Estamos seguros de que tanto estudiantes como profesionales quieren conocer más sobre este tema, ya que es un organismo donde tarde o temprano tendremos que acudir. Nos gustaría que nos explicaras un poco qué tipo de organismo es y qué servicios presta.

Si. Bueno, todos los Colegios profesionales en general y específicamente los de las profesiones sanitarias, son corporaciones de derecho público, eso qué significa? Significa que es una especie de híbrido entre lo que sería la administración pública y una asociación privada. Esto tiene una gran ventaja, y es que eres más ágil que una administración puramente pública. La administración pública se rige por una ley de procedimiento administrativo que en muchas ocasiones hace que las procesos se dilaten. Nosotros podemos ser más resolutivos y más rápidos a la hora de tomar decisiones. Es un aspecto importante a tener en cuenta, ya que muchas veces, y por eso hay que entonar el “mea culpa”, y es culpa del propio Colegio no haber sabido transmitir al colectivo la importancia que tiene tener un Colegio profesional, porque cuando vamos a hablar con cualquier autoridad política, evidentemente estamos hablando de tú a tú, es decir, de corporación de derecho público a corporación pública. Es nuestra forma de representación, establecer vínculos y relacionarse. Lo que pasa es que si quieres que te tomen enserio tienes que tener una trayectoria, y tienes que tener una imagen, de manera que al interlocutor, al que está al otro lado, cuando le dicen que vienen los fisioterapeutas, piense: “cuidado… Hay que tomarse este tema muy en serio” (por la seriedad que atesore la institución), y además se requiere de tiempo y dedicación.

Para poder ponernos en marcha en primer lugar debemos ser los propios colegiados los que nos tomemos en serio este organismo, ser conscientes de lo que significa. Si somos una corporación de derecho público con seriedad, los cauces de comunicación con esa corporación de derecho público tienen que ser los que están establecidos, sin que ello sea considerado como una forma de abrir una brecha o una distancia entre el colectivo, si no simplemente todo lo contrario, un acercamiento desde el rigor y la seriedad. No podemos permitir en ningún caso que para comunicar cualquier cosa sea a través de Twitter, por poner un ejemplo… Twitter no puede ser una herramienta válida para que a mí me hagan llegar una queja. A título personal o al Colegio Profesional. Eso se ha dado, y eso es lo que no puede ser. Ahí estamos dando un poco la imagen de no tener claro lo que significa esa representatividad y esa seriedad respecto al Colegio de Fisioterapeutas. Luego hay que entender también que como Colegio Profesional a la hora de actuar hay que actuar de una manera muy cauta y reflexiva. Muchas veces el corazón, a mí el primero, nos pide una cosa, pero tenemos que pensar y reflexionar, analizarlo antes de actuar para que la repercusión que pueda tener en un futuro sea la adecuada. Me estoy principalmente al tema del intrusismo. Verdad, qué muchas veces vemos un cartel o un anuncio en Facebook o en no se donde y queremos que se actúe de manera contundente? El colegio tiene unas limitaciones y una seriedad que hay que tener en cuenta. Nosotros no podemos llevar al juez cualquier cosa que nos parezca inapropiada. Muchas veces faltan pruebas y cuando vas al juez el asunto se archiva, y puede generar un efecto rebote no deseado. Cuando nosotros llegamos al Colegio nos encontramos con un montón de denuncias que estabán archivadas. Algunas de ellas con la mala fortuna y con la mala capacidad estratégica de que se recurrieron, y ¿por qué digo esto? Porque cuando tu recurres una denuncia en primera instancia sienta jurisprudencia, ¿qué quiere decir eso? Que han tenido que pasar muchos años sin hacer nada porque si no, cuando ibas delante del juez, automáticamente este iba a su base de datos y decía… esto fuera, archivado. Al fiscal evidentemente no le gusta ir a acusar a nadie para que más tarde vaya a perder. Si no hay indicios no lo va a acusar, por lo tanto como ya habían esos precedentes el fiscal directamente no te apoyaba. Hay que tener pruebas, no indicios… es normal que nosotros nos quejemos, como fisios no nos gusta ver ese tipo de cosas por la red y que nos quiten el trabajo, pero todo tiene un proceso y hay que hacer las cosas bien. No podemos estar quejándonos de que no tenemos trabajo, si no el juez te dice que te pongas a la cola, porque hay mucha gente que está sin trabajo… Si nosotros llevamos al juez la perspectiva de que este señor el día menos pensado va a tener un accidente y va a dejar desgraciada a una persona, ahí la cosa ya cambia. Están poniendo en riesgo la salud de los ciudadanos.

Pero es que, el daño que le puede hacer a la sociedad este tipo de profesionales que no están formados de una manera adecuada es muy grande. Ya no lo hacemos por nosotros, lo hacemos por ayudar y defender al paciente y usuario, que lo están engañando. Le están ofreciendo una cosa que no es, y eso si que es peligroso. A partir de ese momento si que te empiezan a entender y tomar enserio. Hace poco tuvimos una reunión con el fiscal de Castellón y automáticamente el hombre nos entendió, de hecho incluso nos daba más argumentos que los que nosotros llevamos sobre la mesa y cómo enfocarlos. Ya no es solo el hecho del engaño al que están sometidos, si no es el hecho de que cuando tu tienes una patología, como puede ser una lumbalgia, puede venir provocada por una metástasis. Eso un profesional no sanitario no lo va a poder preveer ni apreciar. Hay una serie de signos sistémicos, de banderas rojas, que hay que analizar durante un tratamiento o valoración de un paciente y lo más adecuado es la derivación a otros profesionales sanitarios.

Ya que hemos entrado en este tema… hace unos días publicamos en nuestro Facebook que íbamos a entrevistarte, y una de las preguntas que nos dejaron algunos de nuestros colegas de profesión es…

Es coherente invertir los reducidos recursos económicos que tiene el Colegio para acabar con el intrusismo en lugar de en tener informada a la población y que sea capaz de decidir por sí misma?

Si, bueno… no se si esto me lo ha copiado de la mente, porque yo lo tengo muy claro. Ahora mismo los procedimientos que tenemos abiertos van enfocados por ese camino. Nosotros pensamos que los recursos es más importante dedicarlos a la promoción de la fisioterapia que no tanto ir en contra de. La propia sociedad puede encasillarte como que tu eres “el contra”, el vengativo, el que vas contra no se quien… no, no, no, nosotros vamos “a favor de”, vamos a informar a la gente de la diferencia que hay entre uno y otro. Tenemos diferentes campañas para intentar a lo largo de este año tener mayor presencia social.

Por otra parte, desde el punto de vista judicial, también es bueno tener algún proceso abierto, porque sale en prensa. Esto es bueno, porque así esta gente que utiliza diferentes técnicas, de alguna manera haga un poco de conciencia, tengan un poco de prudencia y se den cuenta de que no vale todo. Como comentaba, es muy importante saber muy bien donde se ponen los pocos recursos que tenemos.

Hay que tener paciencia, esto son estrategias a largo plazo… en política pasa lo mismo, no? Son decisiones que requieren un tiempo y poco a poco irán surtiendo efecto. Sin prisa pero sin pausa. Y bueno para terminar de responder a tu pregunta y como decíamos anteriormente, lo más importante la concienciación del colectivo.

Además de la promoción, que otras vistas de futuro tiene el Colegio?

Tenemos diferentes aspectos con los que vamos a comenzar a lo largo de este año.

Cuando nosotros cogimos las riendas del Colegio hace ya año y medio aproximadamente, nos encontramos con eso que contaba antes… hemos querido transformar su funcionamiento, ya que seguía trabajando como una asociación y adaptarlo a una corporación de derecho público. Una institución con una seriedad, con un rigor, con una administración muy estructurada y jerarquizada, además de con unos órganos de gobierno muy transversales, democráticos y transparentes. Eso ha costado. Ahora que lo hemos conseguido es la hora de producir, y es lo que pretendemos hacer este año con diferentes campañas… Una de ellas va a ser una campaña publicitaria, entre otras cosas porque ya tenemos recursos económicos para poder hacerlo. Otra línea de actuación que queremos empezar y que dentro de poco esperamos que se vean sus frutos es la colaboración con otros Colegios profesionales de fisioterapia de otras comunidades. Vamos también a apoyar con recursos científicos para que los colegiados puedan beneficiarse desde casa, sobretodo para aquellos que tienen más limitaciones de tiempo… para que tengan más información y formación. Y bueno, como os comentaba, una serie de actuaciones más en el ámbito social… hay una campaña que queremos poner en marcha con la Conselleria de Educación, en colegios… respecto a la educación para la salud de los escolares, para la prevención del dolor de espalda.

Son diferentes actuaciones que no dependen solo de nosotros, si no de la colaboración con otras instituciones y es por lo que ahora mismo estamos poniendo todos los papeles sobre la mesa, con los diferentes aspectos que hay que abordar para que las diferentes campañas y actividades que tenemos pensadas puedan salir con éxito.

Para qué colegiarse y cómo?

El primer aspecto es que para poder ejercer la fisioterapia es necesario. Nos gustará más o nos gustará menos, pero la creación del Colegio Oficial de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana deja bien claro que para poder ejercer la fisioterapia en la comunidad es obligatoria la colegiación. Yo estoy colegiado desde el principio, de hecho tengo un número de colegiado bastante bajo, el 19, y nunca he dejado de estarlo, incluso en los momentos en los que he sido más crítico con el propio Colegio. Siempre he pensado que o estamos todos juntos o no llegaremos a ningún sitio.

El segundo aspecto es porque como os comentaba el Colegio cada vez más empieza a ofrecer una serie de ventajas al colegiado, ya no solo el seguro de responsabilidad civil, que evidentemente es un tema importante ya que hay mucha gente que este tema lo desconoce. Si tienes un accidente lo primero que van a ver es si tienes el título y en segundo lugar si estás colegiado, ya que es un requisito indispensable para trabajar en la Comunidad Valenciana. La gente se preocupa por qué tipo de seguro tiene cuando ya ha ocurrido algo, pero mientras no le pasa nada muchas veces no le prestamos la importancia que requiere el asunto. Y bueno, por supuesto está el tema de la unión profesional.

 

Hemos oído hablar que para mejorar la situación de la fisioterapia sería interesante reconocer legalmente un sistema de especialidades… Otra compañera nos ha dejado en facebook una pregunta, en este caso Mar Gómez, y le gustaría saber si desde el Colegio de fisioterapeutas existe una preocupación por este tema.

Bueno, primero tenemos las tendencias a nivel estatal… el representante en el estado de la profesión es el Consejo General de Fisioterapeutas, que tiene aprobada por asamblea, la “Defensa de las Especialidades por la vía FIR” (Fisioterapeuta Interno Residente)… parecido al sistema médico o algunas especialidades de enfermería que existen, o cómo los psicólogos…

El problema que se encuentra en esa estrategia es que depende de muchos Ministerios. Por qué depende de muchos Ministerios? Obviamente por un lado tenemos el Ministerio de Sanidad, por otro lado el Ministerio de Educación, pero finalmente encontramos el Ministerio de Economía. Entonces claro, tiene que haber una dotación.

Ahora mismo el colectivo de fisioterapeutas es un colectivo con poca representatividad, y muchas veces políticamente es lo primero que se mira y se tiene en cuenta… Por lo tanto, es una vía que actualmente está un tanto parada. Si que está aprobada por parte del Consejo, pero en el Ministerio está totalmente parada porque no lo van a aceptar.

Después, desde la Asociación Española de Fisioterapeutas, que bueno, es muy nostálgica y está muy bien, pero hoy por hoy no es muy representativa de la profesión a nivel del Estado… Se ha intentado una alternativa, y es la de conseguir la especialidades vía máster. Es decir, tu haces tu máster, y que haya una serie de másteres que te den una especialidad.

Diferentes especialidades con diferentes másteres. Esto tiene una ventaja y una desventaja. La ventaja es que consigues sacar de la vía muerta el tren que tenías por la vía FIR, con la vía de la residencia, porque entonces ya no necesitarías una dotación presupuestaria. Por tanto ya solamente dependes de Educación y Sanidad para que te lo reconozca, y bueno, al no haber dinero de por medio siempre es más fácil. Por otro lado, la contra reside en que el Ministerio de Sanidad ya ha dicho que no, que por esa vía nunca lo va a aceptar. Primero está el tema de las comparaciones, que son odiosas… Si en esta profesión ocurre, vendrán otras profesiones a solicitar lo mismo. Lo digo además por el caso de la enfermería, que ahora tiene un embudo con la vía del Enfermero Residente porque sacan muy pocas plazas anuales. El otro inconveniente que tiene es el que les argumenta Sanidad, y es que ¿cómo controlo yo la calidad de esos especialistas? Porque todos sabemos que van a haber universidades más exigentes que otras con los estudiantes de esos másteres. Eso es lo que no terminan de ver.

Nosotros lo que siempre hemos propuesto y siempre se ha propuesto, además en la Conferencia de Decanos así lo dijimos, es una vía mixta. Ni lo uno ni lo otro. Está claro que una no va a poder ser porque te están poniendo un problema principalmente presupuestario y la otra te dicen que no porque no pueden controlarlo… Vayamos a una vía mixta. De hecho nosotros aquí en la Comunidad Valenciana vamos a intentarlo. Tenemos pendiente una reunión ´con el director del “EVES”, ya que es el que expide los títulos que se llaman “Diplomas de Capacitación Avanzada” y eso está regulado por ley en las profesiones sanitarias, lo que provoca que podamos pedir este tipo de diplomas… Para diferentes áreas. Eso sería un preámbulo de las especialidades, para de alguna manera ir consiguiendo gente con capacidad avanzada, podríamos decir, para que posteriormente el siguiente salto sea la especialidad.

Se conoce que haya otro Colegio de Fisioterapeutas siguiendo vuestra misma idea?

No… la información que a mi me consta es que no hay nada parecido. Todos están en favor de una o de la otra, pero no han considerado la opción de una vía mixta.
Tenemos que tener en cuenta que estamos trabajando para metas de medio y largo plazo, que a lo mejor esos éxitos los recogen otros profesionales en un futuro, otros fisioterapeutas y dirigentes del Colegio… pues bienvenidos sean. No hay que buscar el corto plazo. Ya irán llegando los resultados. Lo importante es ponerse en marcha y hacer un buen trabajo, para que los logros finalmente lleguen a nuestra profesión.

Bueno, para finalizar otra pregunta que nos ha dejado un colega de profesión en nuestro facebook “Fisios por el Mundo”. Se llama Alvaro Nieto, y quiere saber que por qué hay aseguradoras que pagan a 4 euros la sesión de fisioterapia. No se puede negociar un precio mínimo para que se realice un tratamiento digno?

Muy buen pregunta, muy buena pregunta.

Siempre habrán compañías que paguen 4 euros mientras haya fisioterapeutas o empresarios que ofrezcan sus servicios por 4 euros.

Y la segunda cuestión que nos haría esta persona si la tuviéramos delante sería… y por qué no hace nada el Colegio?

Pues muy fácil, porque no es una competencia nuestra. Radica en los sindicatos. Y en este caso, más que de los sindicatos, que se dedica más a las relaciones laborales, de los empresarios. Nosotros como Colegio Profesional ni somos defensores de los empresarios ni lo somos de los trabajadores, porque tenemos colegiados que son empresarios, y tenemos colegiados que son trabajadores. Entonces se entiende que el Colegio no se puede posicionar.

El Colegio puede facilitar, puede aconsejar, puede ayudar… de hecho es una de las cosas que hemos establecido nosotros en las relaciones con los sindicatos, sobretodo con el tema de las quejas en el ámbito laboral. Como he dicho anteriormente nosotros no tenemos las competencias para plantarnos delante de un juez con estas reivindicaciones, porque tenemos las de perder.

Esta gente se aprovecha de que en estas compañías de seguros los tratamientos suelen ser muy básicos… para poner un infrarrojo y aplicar masaje puedo contratar a un nuevo graduado, que se que está con ganas de comenzar a trabajar.

Os cuento un ejemplo, una de las cosas que aprobamos nosotros en la Junta de Gobierno fue muy curioso, porque un mediador de seguros quería conveniar con el Colegio. Esa correduría de seguros, que además no hay porque esconder el nombre, trabajaba con “Caser” es con la que estuvimos negociando para dar ventajas al Colegiado, por los seguros que ellos ofrecen para tener descuentos. Bien, pues llega un momento que después de pasar una serie de filtros que nosotros habíamos establecido (porque ahora las cosas ya no son arbitrarias, no es lo que me guste a mí más o menos, sino que hay una junta permanente que es la primera que lo valora, si estratégicamente se piensa que es oportuno pasa a los servicios jurídicos, que revisan ese convenio, haciendo las modificaciones pertinentes si es necesario… y ya a partir de ahí se traslada a la Junta de Gobierno). Bueno pues cuando este convenio llegó a la Junta de Gobierno, sale la duda de que uno de los miembros dice… “Oye, estoy pensando yo… alguien sabe lo que paga Caser? Porque también ofrece seguro de salud…” Entonces otro miembro de la junta sí que lo sabía, que eran 6 o 7 euros… no era de las que peor pagan pero tampoco de las mejores y bueno, automáticamente se acordó en esa misma Junta de Gobierno que el Colegio no iba nunca a conveniar con ninguna compañía de seguros que ofrezca seguro de salud y la sesión de fisioterapia la pague por debajo de los 15 euros. Y bueno, simplemente es un granito de arena en la lucha contra este tipo de abusos a nuestra profesión y a lo que hemos estudiado y trabajado para llegar hasta aquí, pero que va haciendo pared. Es muy importante hacer llegar a los fisioterapeutas que nos tenemos que hacer de valer, y si queremos trabajar con alguna compañía de seguros intentar optar por la opción que más pague, y evitar las que pagan tan poco la sesión, evidentemente.

Hablando de convenios… hay algún consenso entre colegios de diferentes comunidades?

Si, precisamente es con lo que estamos comenzando ahora, hace un tiempo que hemos entrado en esa fase. Hemos establecido conversaciones con Cataluña, Madrid… siempre vamos buscando comunidades limítrofes. Después pues vendrá Castilla la Mancha, Murcia, Aragón… y ya nos iremos expandiendo un poquito más hacia todas las restantes.

Lo triste es que desde seno del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España, que debería ser quien catalizara un poco este tipo de relaciones, no se hace nada al respecto… pero bueno, nosotros de manera individual siempre hemos querido mejorar la situación y hemos comenzado a realizar una serie de acciones que si lo hacemos entre tres, además de ser mejor económicamente, va a ser mejor siempre que de manera individual, y siempre para favorecer los derechos e intereses del colegiado. Podemos aprender mucho unos de otros.

En qué se diferencia un colegiado de la Comunidad Valenciana con uno de Madrid, por ejemplo?

Bueno, pues sobre el papel no debería de diferenciarse en nada.
En la práctica en lo que se podrían diferenciar básicamente es en dos aspectos. Uno sería el presupuesto… ellos son casi el doble, aun teniendo un territorio menor que el nuestro, y eso facilita mucho las cosas para un Colegio profesional… por ejemplo en Andalucía lo tienen mucho peor, ya que tienen un montón de provincias y a la hora de prestar servicios cuesta más. En Madrid está todo mucho más centralizado. Y bueno, por otra parte que son el doble de colegiados, y como os he dicho eso en el presupuesto se nota.

¿Cuántos colegiados somos nosotros en la Comunidad Valenciana?

Nosotros estamos ya cerquita de llegar a los 4.000.

Sabemos que eres profesor en la Universidad de Valencia… ¿cuál es la cualidad que quieres destacar en tus alumnos?

Yo sobretodo… No quiere decir que tenga que ser así siempre o que sea lo más correcto, pero lo principal que busco es que valoren el ejercicio físico como terapia. Es un aspecto que como sigamos así nos lo van a quitar, y tenemos que darnos cuenta de que el ejercicio terapéutico es una competencia del fisioterapeuta, y para ello debemos de estar formados y concienciados, para darle el valor y la importancia que se merece. Si seguimos dejándolo un poco de lado vendrán otros profesionales y comenzarán a interiorizarlo más en sus competencias. A ver si en las universidades y facultades de fisioterapia se empieza a tener más en cuenta el ejercicio terapéutico, para que los futuros fisioterapeutas lo tengan siempre en cuenta en su práctica de día a día.

Bien es cierto que con el ejercicio terapéutico el paciente debe tener un papel más activo en el tratamiento, y nosotros como buenos mediterráneos nos gustan llegar a los sitios y que nos den todo hecho… como le digas que se deje de fumar, la buena comida y encima le hagas andar x horas al día… en cambio en el norte de europa como no les plantees un programa de ejercicios para casa ya no vuelven más a tu clínica. También tenemos mucho trabajo ahí de concienciación.

Otro aspecto que destaco mucho es la habilidad manual, el contacto con el paciente y valerte por ti mismo sin necesidad de tanto aparato y nuevas técnicas. Supongo que ya os habrán contado muchas veces la importancia de las manos, y no debemos de dejar de lado la terapia manual, que al final es la que nos diferencia de otros profesionales sanitarios.

¿Crees que la fisioterapia poco a poco se está protocolizando?

hmmm..no, yo creo que no. Habría que diferenciar dos ámbitos de actuación de la fisioterapia. Tenemos un ámbito más estructurado podríamos decir, más público, contando con las mutuas además del hospital, donde hay una serie de jerarquías y mandos intermedios que pueden condicionar la terapia, pero también hay que entender que pueden existir diferentes situaciones problemáticas con los pacientes… que si quejas, reclamaciones…etc. Si tu haces lo que te manda el protocolo luego nadie te puede exigir nada, no?

Luego tenemos el ámbito privado, que para nada está protocolizado, al contrario. El ámbito privado es muy exigente y te obliga siempre estar en constante renovación y a la vanguardia. El paciente si no ve que hay mejora, no vuelve. Habilidad, formación y capacidad de análisis es lo que marca la terapia de cada profesional sobre sus pacientes.

Una de las claves para que nuestra profesión progrese reside en la investigación ¿de qué manera contribuyen sus clases a que el alumnado se sienta invadido por ese afán investigador?

Pues muy fácil. Nosotros una de las cosas hacemos es hacerles participar directamente como sujetos de estudio. De esa manera van viendo en qué consiste la investigación y la importancia que tiene y bueno, cuando sacamos algún resultado tratamos de difundirlo y entre ellos mismos, para de esa manera seguir motivando las ganas de investigar y salirse de la norma y lo ya establecido.

Luego en 4º está el trabajo de fin de grado… Si os fijáis, una cosa muy curiosa es que cuando se comenzó grado casi todo el mundo realizaba una revisión bibliográfica, y actualmente cada vez se hacen más estudios de casos, incluso estudios con periodos de intervención y actuación sobre pacientes, con patologías reales y todo lo que ello conlleva.

¿Crees que es suficiente con realizar solamente un trabajo de estas características en toda la carrera?

Si… porque eso tiene que llegar al terminar un proceso de asimilación de conceptos y conocimientos… y eso no lo puedes conseguir en segundo o tercero, mucho menos en primero. Cada curso debe ir asentado los conocimientos necesarios.

Con esta pregunta si que me gustaría desviar un poco el tema y llamar un poco la atención a los futuros fisioterapeutas, ya que muchas veces uno mira la montaña y solamente se fija en la cima, no observa que hay piedras, hay ramas… para llegar hasta arriba primero hay que entrenarse y formarse, que a nadie le gusta no? Pero es necesario. Y esto lo digo porque últimamente los alumnos de cuarto, salen de la carrera y se meten al primer curso en el que tienen oportunidad, que si punción seca, que si nuevas técnicas… Y luego les preguntas origen e inserción, o funcionalidad del psoas iliaco y dudan. Entonces es importante asentar primero lo básico de la anatomía, de la fisiología que en muchas ocasiones se nos olvida la importancia que reside en ella, que al fin y al cabo es la clave para todo tratamiento y nos da la respuesta a demasiadas preguntas que se nos plantean muchas veces en clínica con los pacientes y sus resultados… y ya más tarde nos haremos especialistas en X técnicas más sofisticadas o lo que sea. Pero no nos saltemos el primer paso, que muchas veces queremos ir muy rápido a por aquello que parece milagroso, pero luego no lo es tanto si no tienes una buena base. Un buen diagnóstico, un buen análisis llevarán a escoger la técnica más apropiada, y si conocemos bien la fisiología de un Punto Gatillo, sabremos por qué la punción es una buena herramienta. No podemos ir con… dolor de rodilla? Ale, a pinchar… no, cuidado.

Bueno Josep, pues hemos llegado al final de la entrevista y como siempre hacemos la cerramos con la misma pregunta… Algún consejo para los futuros o actuales profesionales de la fisioterapia?
Si por supuesto. Dos cositas. Lo primero y quizás más importante es hacer prácticas incluso no remuneradas, coger experiencia, tocar y tocar y tocar, perderle el miedo al paciente. El segundo aspecto a tener en cuenta es no tener miedo a explorar nuevos campos.

Y bueno, muchas gracias a vosotros por aportar vuestro granito de arena con un trabajo pedagógico para el colectivo, que creo que es muy necesario para poder progresar.

Sobre el autor

Fisios por el Mundo

Deja un comentario