Fisioterapia

ARTRITIS VS ARTROSIS

Todos hemos escuchado en algún momento la palabra artrosis y la palabra artritis y creemos saber en qué se diferencian la una de la otra pero, ¿realmente lo tenemos claro?

¡En este post vamos a daros algunas claves sencillas para saber diferenciar la artritis de la artrosis!

ARTRITIS

Proceso inflamatorio de las articulaciones, que cursa con dolor, hinchazón y rigidez articular.

Esta patología puede convertirse en un problema de tipo crónico y a la larga pueden aparecer malformaciones en las articulaciones y degeneración de las mismas, lo que llevará a una disminución del rango de movimiento y por lo tanto la posibilidad de presentarse problemas en nuestras actividades de la vida diaria.

Hay articulaciones que son más propensas a padecer artritis, como las propias de la mano, el codo y el hombro, la cadera, la rodilla y las articulaciones de los pies.

Hay ocasiones en las que la artritis puede dañar otros órganos como el corazón, los pulmones, el riñón… de ahí que se la clasifique como una enfermedad sistémica.

“Las personas que tienen artritis se quejan de que el dolor les afecta a la hora de dormir, estando en reposo”.

Hay diferentes tipos de artritis, pero las más conocidas son:

  • Artritis reumatoide
  • Espondiloartritis
  • Artritis Idiopática Infantil
  • Artritis por microcristales
  • Artritis neuropática
  • Artritis infecciosa

En la actualidad, el tratamiento de tipo farmacológico se centra sobre todo en reducir el dolor en estos pacientes, aunque existen algunos fármacos que tratan de hacer desaparecer la artritis a largo plazo, no funcionando de la misma manera en todos los pacientes.

La fisioterapia será una buena opción para estar personas, ya que cuenta con muchas técnicas que aliviaran y disminuirán el dolor en estas articulaciones, además de combatir las rigideces articulares y ayudar a los pacientes tener menos problemas a la hora de hacer vida normal.

ARTROSIS

En ocasiones nombrada como osteoartritis. Se diferencia de la artritis en que, aun siendo un proceso reumático, la inflamación no será el problema de raíz en el desgaste del cartílago articular.

Existen unos fenómenos degenerativos del cartílago articular, lo cual producirá un mayor roce entre las superficies óseas de diferentes huesos y aparecerá dolor, rigidez articular y muchas veces inflamación, pero repito, la inflamación no será el causante de este desgaste.

Al igual que en la artritis, no se conoce la causa principal de su aparición, aunque se piensa que existe un componente genético. Si has tenido familiares con esta patología, tendrás más posibilidades de padecerla en un futuro.

A diferencia de la artritis, su dolor aparece con el movimiento, ya que los “amortiguadores” de nuestras articulaciones se han degenerado y por la noche estando en reposo el dolor disminuye.

Las manos, las caderas, las rodillas… son articulaciones propensas a sufrir de artrosis, pero sin duda la zona de nuestro cuerpo que más la sufre es la columna vertebral.

Como en la artritis, encontramos un tratamiento farmacológico para tratar la artrosis. Encontramos los fármacos que ayudan a reducir el dolor, y los que retrasan el desgaste del cartílago articular.

Aún así, la fisioterapia será mucha más eficiente a la hora de tratar los problemas de la artrosis, ya que evitamos consumir muchos fármacos constantemente y con la ayuda del ejercicio controlado podremos darle de nuevo vida a esas articulaciones que están sufriendo.

C:\Users\Usuario\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\artrosis-artritis.png

Sobre el autor

Fisios por el Mundo

Deja un comentario